top of page
saluda presidenta.jpg

Encabezar este “saluda”, que comienza en esta ocasión de manera un tanto abrupta, se me hace todos los años un poco difícil: ¿a quien me dirijo?, ¿a quién agradezco? 

Son preguntas sencillas, pero encierran el quid de la cuestión. Cuando un evento de la magnitud del Festival Internacional de Folclore “Ciudad de Burgos” y financiado al 100% con fondos públicos sale a pesar de todo adelante, hay que detenerse a pensar, aunque sea solo un minuto, de qué manera es esto posible.

Yo creo que hay tres factores decisivos. Uno es el voluntariado, concepto muy de moda hoy día, pero que el Festival lleva practicando más de 40 años. Las aproximadamente 80 personas que conformamos la organización, los guías y las brigadas de trabajadores y colaboradores entregamos con gusto nuestro tiempo y nuestro esfuerzo de manera altruista. ¿Por qué, me dirán ustedes? Pues miren, podría responder sin temor a equivocarme, que es porque estamos muy orgullosos de que el trabajo de cuatro décadas haya dado un fruto de primera categoría y de organización impecable. Un festival del folclore que tanto nos apasiona que puede mirar de tú a tú a los mejores de Europa. Añadamos que vivir un acontecimiento así desde dentro es una experiencia única e inolvidable y aunque haya que partirse el lomo, se hace con gusto.

Otro factor indispensable es el apoyo de las instituciones públicas. En el caso del Festival de Burgos, el Ayuntamiento siempre ha creído en este proyecto, desde la primera edición.  Los dineros necesarios ( y no nos engañemos, por completo imprescindibles ) para conseguir esta celebración de la Cultura Tradicional, así con mayúsculas, salen de la Gerencia Municipal de Cultura, Turismo y Festejos. Bien sabemos todos que este viejo matrimonio entre el Comité de Folclore y el Ayuntamiento de Burgos no ha estado siempre en los mejores términos, pero si podemos seguir festejando folclore a lo grande en Burgos es porque como en los viejos matrimonios, finalmente se llega al necesario entendimiento.

Y finalmente vayamos al tercer pilar del Festival. No hay que pensar mucho, un Festival solo tiene éxito si tiene público e impacto social. Y ciertamente en Burgos el folclore gusta. No sé cual es la razón o si son muchas, pero lo cierto es que con frío o con lluvia, tanto burgaleses como forasteros llenan talleres y actuaciones. Te recorre el cuerpo un escalofrío cuando se ve la Plaza de San Juan atestada de gente que ha venido a disfrutar de las culturas del mundo.

Ea pues, que cómo siempre hablo y escribo más de la cuenta y ocupo demasiado espacio. Consulten Señoras y Señores este programa para conocer a los protagonistas de esta      46ª Edición, acudan a cuantas actividades puedan y sobre todo vivan y disfruten este Festival con intensidad. Al fin y al cabo para eso trabajamos todos, los que están encima del Escenario y los que estamos detrás.

Con los más cordiales saludos.

 

Ana Regina Peñacoba Royuela

Presidenta del Comité de Folclore de Burgos.

bottom of page